Compras

Son varios los objetos que podréis comprar en Uzbekistán para traeros a casa de recuerdo. Al poco tiempo de aterrizar en el país ya los tendréis identificados, pues pueblan los puestos callejeros, las tiendas y el interior de las Madrazas.

Según nuestra experiencia, el mejor lugar para comprar es Bukhara: tiene mejor calidad y mejores precios. Pero vamos, que nosotros siempre optamos por no dejar escapar algo una vez que lo has visto, porque aquello de “ya lo volveré a ver más adelante y seguramente más barato” no siempre se cumple.

Una tienda de alfombras en una calle de Bukhara, Uzbekistán

Entre las compras estrella de Uzbekistán están las alfombras y los tapices, mercancía principal de la ruta de la Seda, aunque como todos sabemos, una compra cara (pero ojo, caras porque son muy buenas). El lugar principal para comprar Alfombras en Uzbekistán, ya sean de lana o seda, es Bukhara. También en esta ciudad podéis comprar muchos paños bordados a mano que se pueden utilizar como manteles o pequeños trapos decorativos. Muy bonitos.

Siguiendo por la estela de las telas, en general hay por todo el país fulares, camisolas, camisas y todo tipo de productos hechos a mano con seda y otros tejidos (no en vano estamos en la Ruta de la Seda). Por ejemplo, hay unos bolsos bastante bonitos. También están los famosos gorros tipo ruso, como de pelo, utilizados por los uzbecos para combatir las temperaturas del invierno. Si sabéis regatear, os llevaréis uno de estos a muy buen precio.

Y hablando de Rusia, en los bazares también encontraréis muchos recuerdos del pasado soviético del país, así como productos de bronce y latón, como cuchillos, teteras, platos…

Otra compra Típica de Uzbekistán son las cajitas de papel maché, unas cajitas decorativas muy pequeñas y pintadas a mano que más que para guardar algo sirven para decorar y que son una monada. También en Bukhara. Cuidado que no os engañen, porque a veces os dicen que son de papel maché cuando en realidad son de plástico.

Y no nos olvidemos de la cerámica: la encontraréis bastante a menudo, y si regateáis consigueréis platos, cuencos o tazas preciosos y a buenos precios. También son típicos los grabados de madera para colgar a modo de cuadros. Los encontraréis en Samarcanda.

Por último, y como compra más práctica, son bastante típicas las especias y los especieros, algunos son realmente bonitos y originales. Si queréis, podréis comprar el cóctel de especias necesario para preparar vuestro propio plov en casa, a ver si tenéis suerte y os sale tan rico como el de aquí.