Alojamiento

En Uzbekistán sigue pesando mucho la herencia soviética. De hecho, veréis que aunque la población es mayoritariamente musulumana, no son demasiado practicantes, y de hecho, el país es laico, algo que siguen manteniendo de su pasado de la URSS. Pero bueno, eso es otra historia, y ahora os queremos hablar del alojamiento.

Como os decíamos, sigue pesando mucho la herencia rusa y su obsesión por el control de sus ciudadanos (no en vano el país sigue siendo una férrea dictadura), y por eso en todos los hoteles nos darán unos papelitos que hacen las veces de justificante de que, efectivamente, esa noche hemos dormido en ese hotel. Aunque no suelen hacerlo, es importante guardar todos estos papelitos hasta el final del viaje, porque pueden pedirlos en la aduana cuando vayamos a salir del país. No hay que hacer nada especial para conseguir los papelitos: te los dan en la recepción del hotel al hacer el ingreso con la llave de tu habitación.

Vistas del complejo funerario Chor-Bakr, en Bukhara, Uzbekistán

Echa un vistazo a nuestros consejos para pasar la aduana

Es importante que tengáis en cuenta que, si pasáis una noche en un tren debéis conservad el billete como justificante. ¿Y qué pasa si pasáis la noche en una casa particular, o acampando en medio del campo? Pues hay varias formas de solucionarlo: técnicamente, no es necesario registrarse si se van a pasar menos de tres noches, con lo cual, tendréis que decir que habéis pasado menos de tres noches. Otra solución es intentar hablar con otro hotel previo o posterior al que vayáis y pedidles que pongan que os habéis quedado una noche de más.

En cualquier caso, y aunque lo mejor es conservar todos nuestros papelitos, no entréis en pánico si os falta alguno: la mayoría de las veces no los piden, y si lo hacen, y a no ser que deis con un funcionario de aduanas muy puntilloso, no pasa nada porque falten una o dos noches. Además, muchas veces lo que se busca en estas situaciones en el aeropuerto es más que nada intimidar al turista, hacerle creer que va a perder el avión o que se va a quedar encerrado en el país, cuando la realidad es que lo único que quiere el funcionario es que se le de un pequeño soborno. Aunque bueno, para ser esrupulosos tenemos que decir que según la ley, si te faltan papeles te enfrentarías a una multa de hasta 2.000 dólares y la deportación del país. Así que, lo dicho, ¡intentad guardarlos todos!