¿Por qué ir?

Porque tiene de todo

Así de sencillo. Sri Lanka tiene todos los ingredientes necesarios para convertirse en un gran viaje. Tanto los que al salir de casa buscan la belleza y el placer de descurbrir nuevas culturas como los que quieren descansar y relajarse, encontrarán en esta isla de debajo de India su destino predilecto.

Sri Lanka tiene ruinas arqueológicas que nada tienen que envidiar a los mejores yacimientos del mundo, una naturaleza de escándalo con parques naturales llenos de animales salvajes donde te sentirás como dentro de un documental, una comida, una cultura y un ritmo de vida distinto al occidental y unas playas de ensueño. Señores, ¡este país es para no perdérselo!

Atardecer en la playa de Galle

Porque ahora es el momento

A diferencia de otros sitios del sudeste asiático, como podría ser Tailandia, Sri Lanka no está, por el momento, demasiado masificada de turistas. De hecho, todavía no se ven muchos españoles por allí. En Sri Lanka puedes admirar tranquilamente las maravillosas dagobas de Polonnaruwa en mitad de los fieles que van a ofrecer sus flores a Buda, o pasear por la fortaleza de Galle, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, sin que te asalten mil vendedores que quieren colocarte el último souvenir del lugar. También puedes encontrar playas desiertas en las que sólo estáis tú y tus pensamientos, o entrar a un templo budista y encontrarlo vacío. Un lujo que no sabemos cuánto durará.

Porque es seguro

Parece mentira que el país pusiera fin a una cruenta Guerra Civil hace menos de 10 años (quizás sea esta una de las razones por las que el turismo está todavía despegando). Sri Lanka es, en general, y según la experiencia de los autores de esta guía, un país muy seguro. Puedes ir sólo por la calle sin problema, aunque sea de noche. Todo el mundo es amable y la gente siempre está dispuesta a ayudarte. En el carácter de los ceilaneses está el sonreír al cruzarse contigo, son personas muy agradables, y prácticamente todos hablan inglés, o al menos lo chapurrean, dado que el país fue durante años colonia británica.

En cualquier caso, y aunque nuestra experiencia ha sido excelente y en ningún momento tuvimos un mínimo problema, no está de más leerse las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores sobre el país e inscribirse en el registro de viajeros antes de salir.

Vamos, que es un destinazo

Como a nosotros nos gusta. Y si con lo que hemos dicho hasta ahora no te hemos convencido, echa un vistazo a los imprescindibles del país, o a todas las actividades que te ofrece: avistamiento de ballenas, de elefantes, bucear sobre arrefices de coral… Vamos, poca cosa. ¿Se nota mucho que el país nos ha enamorado?