Sobre el dinero

La moneda de Sri Lanka

La moneda oficial del país son las rupias de Sri Lanka (abreviado es LKR), aunque en general para los grandes servicios (safaris, hoteles, alquiler de coche) también aceptan el pago en dólares.

Para los españoles, al menos los que ya tienen una edad, calcular el coste de las cosas en LKR les resultará bastante sencillo, ya que es prácticamente equivalente al precio en pesetas. Así, 1 euro son 164 LKR, es decir, casi lo mismo que en pesetas, donde 1 euro son 166 pesetas. Por tanto, si os apañáis bien calculando en pesetas, os resultará muy fácil. Por ejemplo, una comida para dos personas en un restaurante que nos costase 2.000 LKR,serían unas 2.000 pesetas, es decir, unos 12 euros.

Si en cambio no te apañas bien calculando en pesetas, siempre puedes descargarte alguna App para el móvil que funciona sin Internet y calcula por ti.

Cambiar dinero

Supermercado en Galle

Una vez más, para gustos los colores. Hay que advertir que los grandes banco españoles no trabajan con rupias de Sri Lanka. En Global Exchange sí lo hacen, y puedes sacar algo de dinero que no vendrá mal tener para nada más aterrizar. La petición se realiza online y en unos días te mandarán el dinero a casa o a una oficina de Correos. Si no, en el mismo aeropuerto hay casas de cambio y cajeros.

Ojo: a la vuelta a casa, cambiad las rupias que os queden antes de pasar la aduana, porque una vez dentro os será muy difícil -por no decir imposible- hacerlo.

Otra opción bastante inteligente y que a nosotros nos gusta mucho es sencillamente sacar dinero en un cajero ordinario, la comisión suele ser más ventajosa y en las grandes ciudades se encuentran cajeros fácilmente. Finalmente, algunos de los grandes hoteles también ofrecen la posibilidad de cambiar dinero.

Importante: si decidís sacar o cambiar dinero, es probable que os den billetes de 5.000 LKR (los billetes van de 20 a 5.000 LKR). Os aconsejamos cambiarlos cuanto antes, puesto que no los aceptan en todos lados.

¿Aceptan tarjetas?

En general, sí. En prácticamente todos los hoteles, en la mayoría de restaurantes y en algunas tiendas se puede pagar con tarjeta de crédito. En los sitios donde aceptan puedes pagar con Visa y Mastercard, y con frecuencia también con American Express.

De todas formas, no os la juguéis todo a la tarjeta: hay cosas que sólo se pueden pagar en efectivo, como los safaris para ver elefantes, o cualquier cosa que quieras comprar en un puesto callejero.

Propinas

En Sri Lanka se dan propinas. A veces, habrá días que te da la sensación que llevas todo el día dando propinas, aunque si se hace el cambio a euros, veremos que las cantidades son irrisorias. A los vigilantes de nuestros zapatos en los templos, lo normal es dejarle unos 20 LKR (poco más de 0,10 €), si os quedáis en un hotel en el que os llevan la maleta a la habitación, 50 LKR (0,30 €) por bulto es una cantidad adecuada, y si tenéis un conductor lo normal es dejar el 10% de la tarifa.

¿Sri Lanka es cara?

Ésta es una pregunta difícil de responder. En cuanto a los alojamientos, los hay para todos los gustos, desde lo más básico hasta lo más lujoso. Eso dependerá de vuestro presupuesto.

Las comidas en general no son caras, aunque, una vez más, aquí hay bastante variedad. Pero podemos decir que una comida tipo para dos personas podría rondar los 2.000-2.500 LKR (unos 12-15 €).

Es en las entradas a los monumentos donde notaremos el golpe. En general, hay varios sitios que son gratuitos, como algunos templos. Pero en muchos cobran entrada, y el precio que paga un turista no tienen nada que ver con el de un local (con frencuencia, los locales ni pagan).

En la mayoría de sitios, los precios para los turistas no son desorbitados, por ejemplo visitar un bonito templo budista puede costarnos unos 500 LKR (unos 3 €), pero hay otros lugares, como La Roca del León, donde la diferencia sí es desproporcionada. Visitar esta última cuesta 4.350 LKR (unos 26 €) para un turista, cuando los locales pagan muchísimo menos de la mitad. Esto pasa en la mayoría de visitas obligatorias en el país, como pueden ser las maravillosas ruinas de Polonnaruwa o Anuradhapura.