¿Por qué ir?

Fachadas de alguno de los edificios de la Plaza Pequeña de Sibiu, en Rumanía

Porque sorprende

Desgraciadamente, las noticias que nos llegan sobre este país raramente son buenas ni se corresponden con la realidad que te encuentras una vez estás allí, ya que los tópicos y prejuicios abundan cuando se habla de Rumanía. Es por esto que cuando llegas y te encuentras con un país tan bonito, con tantas cosas que ver, con una cultura muy rica y rincones preciosos, piensas en lo que equivocados que estaban todos los que te decían que a qué te ibas a Rumanía, que allí no hay nada que ver.

Por sus bonitas ciudades

Bucarest, Sibiu, Sighișoara, Brașov… son sólo algunos ejemplos de las estupendas ciudades del país, cuyos cascos antiguos poco tienen que envidiar a otras ciudades centroeuropeas como Praga, Viena o Budapest.

Porque es barato

Es uno de los grandes pluses de este viaje. Tanto los hoteles como la comida son más baratos si los comparamos con los precios españoles u otros países del entorno, por lo que nuestras vacaciones saldrán mucho más rentables.

Por sus espectaculares bosques

Rumanía es el paraíso para quienes les guste el senderismo. Tiene refugios de alta montaña y rutas bien señalizadas. Y aunque no seas un apasinado de este deporte, disfrutarás de su naturaleza casi virgen que será aire fresco para tus pulmones y tu mente.

Por esos monasterios pintados

Imagen del exterior del Monasterio de Sucevita, en Rumanía, con todo el paisaje de alrededor nevado

Son el hit del viaje. Camuflados perfectamente con el entorno natural, estos monasterios emergen majestuosos para dejarnos boquiabiertos. No hay nada igual. Os los contamos todo en nuestro itinerario.

Por sus castillos de cuento

El mito de Drácula es solo una excusa para visitar los bonitos castillos que este país custodia orgullosamente y en los que querrás quedarte a vivir.

Por su artesanía

Maderas pintadas, telas, cerámica… En Rumanía hay mucho y muy bueno donde elegir cuando de llevarse recuerdos a casa de trata.

Porque es un viaje muy cómodo

Rumanía está más o menos cerca, la conexión en avión es fácil, el recorrido puede comprimirse fácilmente en una semana, el país no es enano pero tampoco enorme y moverse entre las ciudades es fácil. Además, no está atestado de turistas, el país es seguro y los rumanos son muy majos. Vamos, ¡que apuntéis Rumanía en vuestra lista de viajes pendientes!