Los Monasterios Pintados de Bucovina

¿Qué son?

Los Monasterios Pintados de Bucovina son una de las visitas obligatorias -y probablemente la mejor- de Rumanía. Declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, son la mejor muestra de la tradición artística y religiosa ortodoxa en Rumanía. Una auténtica delicia. La primera vez que los veáis, os impresionarán.

¿Cuáles son?

Los Monasterios de Bucovina más importantes son tres: el de Moldovita, el de Sucevita y el de Voronet.

Si seguís la ruta que hemos propuesto, el Monasterio Moldovita será el primero que veáis. Si no, podéis hacerlo al revés, no hay problema. En este Monasterio destacan las escenas del Juicio Final, del Himno a la Virgen y del Árbol de Jeseo. En el interior no se pueden echar fotos, recordadlo.

Exterior del Monasterio de Moldovita, en Rumanía

Después de ver el primero nos vamos al Monasterio de Sucevita. Tenemos 31 km hasta él desde el Monasterio de Moldovita. Y este, el de Sucevita también es precioso, realmente es que es muy difícil quedarse con uno.

Exterior del Monasterio de Sucevita, en Rumanía

Por último, tras Sucevita vemos el Monasterio de Voronet, otro de los más famosos. Edificado por Esteban el Grande en 1488, en su parte posterior alberga la conocida como “Sixtina del Este”. Y bueno, esto es un poco una exageración o más bien una tontería, porque verdaderamente no tiene nada que ver una cosa con la otra, pero el caso es que este fresco es impresionante y el Monasterio en sí magnífico.

Exterior del Monasterio de Sucevita, en Rumanía

¿Cómo llegar a ellos?

Estos Monasterios distan entre sí de varios kilómetros, ya que se encuentran en la zona más rural de Rumanía. Para verlos no os quedará otra que ir en coche. Pero no os preocupéis, se pueden ver todos en un día. De hecho, iréis atravesando los Cárpatos, y el camino que veréis entre uno y otro os encantará.

Así pues, para llegar, lo mejor es que cogais un coche, pongáis el GPS y vayáis haciendo las paradas a vuestro gusto. Si ponéis en vuestro GPS o teléfono “Moldovita Monastery”, “Sucevita Monastery” o “Voronet Monastery” os deberían salir, pero por si acaso, os dejamos aquí las coordenadas:

  • Moldovita Monastery: Latitud 47.6569478/ Longitud 25.57113800000002

  • Sucevita Monastery: Latitud 47.7783479/ Longitud 25.711821099999952

  • Voronet Monastery: Latitud 47.5170715 /Longitud 25.864166599999976

Aquí os dejamos una foto con la ruta que tendríais que seguir por carretera:

Mapa con la ruta a seguir en coche para visitar los Monasterios pintados de Bucovina

¿Cuánto cuestan?

Visitar los Monasterios es prácticamente gratuito. Hay que pagar una entrada pero es más bien algo testimonial: cobran 3 lei en cada uno, esto es, unos 0,65 euros.

¿Merecen la pena?

Definitivamente sí, será una de las jornadas más memorables de vuestro viaje a Rumanía.

Descubre nuestro itinerario de una semana en Rumanía