Vila Nova de Milfontes

Vistas el estuario del río desde el Forte de Sao Clemente

Vila Nova de Milfontes es una parada perfecta de la costa portuguesa. No tan frecuentada como las playas del Algarve, y con ese encanto propio de la zona del Alentejo, se trata de una pequeña ciudad de playa donde pasar unos días tranquilos, mirando el mar y comiendo bien. Así de simple.

La ciudad, al menos la parte más interesante, se recorre andando en un momento. Tenéis una pequeña y agradable placita adoquinada con vistas al estudiario del Río Mira donde está situado el Forte de São Clemente, y luego son muy agradables los paseos por las playas de Praia do Farol, y la Praia do Malhão, un poco más alejada (a unos 7 km, se puede ir andando fácilmente) pero que merece la pena.

Vila Nova de Vilfontes tiene, como todo el Alentejo, una comida espectacular y son varios los sitios que están muy bien. A nosotros nos recomendaron ir a la Tasca do Celso (Rua dos Aviadores) y la verdad es que no fallamos.