Vila Viçosa

Esta ciudad, muy cercana a la frontera española con Extremadura, es uno de los grandes exponentes de “las ciudades del mármol portugesas”, y es una excursión perfecta desde/hacia Évora. Se trata de una ciudad pequeña pero con un encanto innegable.

Su plaza principal, la Praça da República, rodeada de naranjos, nos da la bienvenida. Desde ella, podemos llegar a la Plaza del Palacio, donde está nada más y nada menos que el Palacio de los duques de Bragança. Su visita es muy recomendable, nos servirá para conocer mejor a esta importantísima familiar crucial para la historia de Portugal, y así entenderemos algo mejor el país. La visita es guiada. Tenéis los horarios, precios y demás en esta web.

También tenéis que ver el Castelo, donde también vivieron los Bragança antes de constuirse su Palacio “en el centro”. Hoy en día es un Museo arqueológico y la visita está muy bien.