Los azulejos de Oporto

Fachada de la Capela das Almas, en Oporto, repleta de azulejos

Los famosos azulejos pintados a mano son una de las expresiones artísticas más características de Portugal, y lo mejor es que para verlos no hace falta entrar a Museos o pagar grandes entradas a exposiciones. Estas preciosas obras de arte están a pie de calle y son fácilmente localizables, y en Oporto brotan por doquier. Aquí os hacemos una recopilación de los mejores sitios de la ciudad para ver azulejos:

Igreja do Carmo

Situada en la Praça de Gomes Teixeira, muy cerca de la Torre de los Clérigos, destaca sobre todas las edificaciones de la plaza con su gran lateral plagado de azulejos. Esta Iglesia es, en realidad, como dos Iglesias en una, porque está adosada a la Iglesia de los Carmelitas. De hecho, el panel de azulejos, que data de 1912, refleja justamente la fundación de la orden carmelita.

Capela das Almas

También conocida como Capela de Santa Catalina (está situada en la Rua Santa Catalina), esta Iglesia sorprende de pronto, ocupando toda una esquina, en una calle peatonal llena de tiendas. Es muy bonita y, cómo no, una de las más fotografiadas de la ciudad.

Igreja de Santo Ildefonso

Una de nuestras Iglesias favoritas de Oporto. ¡Y eso que sólo la hemos visto por fuera! Todas las veces que hemos visitado la ciudad, nos la hemos encontrado cerrada. Aún así, su fachada, repleta de auzlejos, encanta: es una Iglesia muy simétrica, con dos campanarios iguales, que se ve desde lo lejos, porque está como elevada en una mini colina.

Estación de tren de São Bento

Está en el centro de la ciudad, bajando desde la Sé y cerca de la Rúa de las flores. Lo más interesante de esta estación, de inspiración francesa, está en la entrada, en el vestíbulo, todo recubierto de azulejos. Muy recomendable acercarse a verla: está muy de paso y además es gratis.

La Catedral de Oporto merece una visita por sí misma, pero en lo que azulejos se refiere, lo más interesante está en la segunda planta del claustro, donde se encuentra el Cantar de los cantares, una de las mejores obras de azulejos de todo Portugal.

Aunque este no está en Oporto sino en Lisboa, creemos que merece la pena mencionarlo aquí: si vais a la capital lusa, una forma perfecta de aprender más sobre esta expresión artística única es yendo al Museo Nacional do Azulejo.

Échale un vistazo a nuestro itinerario para visitar Oporto en dos días.