Visado y salud

¿Hace falta visado?

Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan visado para viajar a Marruecos, tan solo tener el pasaporte con un vigor de mínimo tres meses desde la fecha de entrada al país. Cuando lleguéis a la aduana, os sellarán el pasaporte y tendréis que entregar un pequeño papelito (lo recogéis en el mismo aeropuerto) con datos básicos sobre dónde os vais a quedar, por qué habéis venido al país y tal. También, al marcharos del país, y aunque no vayáis a facturar, tendréis que ir al mostrador de vuestra compañía aérea para que os pongan el sello de salida en vuestra tarjeta de embarque. Es interesante señalar también que, de un tiempo a estar parte, al entrar en Marruecos se está pidiendo también que se enseñe el billete de vuelta. Es decir, tienes que demostrar que vas a entrar del país pero también que vas a salir. De lo contrario, no te dejarán entrar.

Facha de un colegio en Tánger

¿Vacunas?

No hace falta ninguna vacuna específica para viajar a Marruecos. Eso sí, conviene estar protegido con las vacunas “universales” recomendadas en Europa: tétanos, polio, difteria y hepatitis B. Además, y aunque no es obligatorio, no está de más vacunarse contra la hepatitis A, que previene contra enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos, frecuentes en Marruecos. De todass forma, sobra decir que en este tema no nos hagáis caso a nosotros sino los profesionales, y por eso os recomendamos siempre acudir a los centros de Sanidad Exterior donde os aconsejarán específicamente sobre vuestro viaje.

Por lo demás, las recomendaciones de cualquier viaje: lavaos las manos y bebed siempre agua embotellada, y en definitiva, utilizad el sentido común. No tiene más. Y por supuesto, como siempre que viajamos fuera de la Unión Europea, es más que recomendable contratar un seguro de viaje con amplias coberturas.