Qué ver en Chefchouen

A continuación pasamos a enumeraros qué cosas podéis ver en Chaouen, la ciudad azul. Así como idea general simplemente deciros que Chefchaouen es muy, muy bonita, además de pequeña, por lo que se puede ir a todos sitios andando. Con un día tenéis suficiente para verla. Recordad que lo tenéis todo ordenado por días en nuestro itinerario.

La Plaza Outa el Hammam

Es la plaza principal de Chaouen, donde está situada la Kasba, y es el epicentro de todas las callejuelas que corretean por la Medina. Aquí encontraréis desde señoras que se sientan en un banco con sus hijos a ver la vida pasar, hasta restaurantes, vendedores de artículos de plata o gente que constantemente os ofrecerá hachís.

Unos niños juegan en las calles de Chaouen

La Kasba

La Kasba, situada en la plaza principal. Esta, a diferenia de otras kasbas de Marruecos, sí se puede visitar, y la verdad es que merece la pena, porque está muy bien conservada y tiene unos jardines bonitos. La entrada cuesta 10 dh (1 €) por persona.

La Mezquita española

Es otro de los pocos puntos de interés específico que tendría Chaouen. En realidad, la visita no merece la pena por lo bonito de la Mezquita en sí, porque de hecho el edificio está abandonado y ruinoso, sino porque está en lo alto de una colina enfrente de la ciudad. Así, desde la cima podéis contemplar toda la ciudad azul. Pero no os asustéis, que la subida no es para nada dura. Son 15 unos 15 minutos de ida y otros 15 de vuelta.

Pasear, pasear y pasear

Esto es lo que tienes que hacer en Chaouen sobre todas las cosas. Piérdete. Haz fotos. Entra a tiendas, regatea y cómprate algo. Vuelve a pasar mil veces por los sitios. Métete por las callejuelas menos principales. Chaouen es una ciudad para pasearla.

Para comer y cenar

Seguro que Chefchaouen tiene muchos sitios que estén bien para comer y cenar, pero como los dos que probamos nosotros nos gustaron bastante, os lo contamos. Cenamos en la terraza del el Riad Chez Hicham, que está en la plaza principal y tiene vista a una de las torres de la Kasba. Está muy bonito, especialmente por la noche. Para comer, os recomendamos un sitio que se llama Beldi Bab Ssour (Rue El Kharrazin, 5). Tienen comida tradicional marroquí a muy buen precio. Además las raciones son generosas.