Turismo religioso

Jordania no sólo es un destino arqueológico, artístico y de aventura. También puede ser un destino de turismo religioso, ya que en el país se sitúan lugares Bíblicos emblemáticos para la cristiandad. Os lo contamos todo.

Descubre nuestra ruta de una semana por Jordania

Donde fue bautizado Jesucristo

“Estas cosas sucedieron en Betania, al otro lado del Jordán, donde Juan estaba bautizando.” (Juan 1:28)

En la frontera entre Israel y Jordania se encuentra Betania de Transjordania, el punto del río Jordán en el que se cree que Jesucristo fue bautizado por San Juan Bautista. El lugar, declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad, ha sido visitado por tres Papas distintos. Hoy está abierto a turistas y peregrinos (la entrada cuesta 16 €). Cuenta con un yacimiento arquéológico y se ofrece la posibilidad de bautizarse en el río siguiendo el rito de sumergirse tres veces en sus aguas, como en su día lo hizo el Mesías. Tenéis toda la información aquí.

Donde Moisés avistó la Tierra Prometida

El Monte Nebo es uno de los lugares más venerados de Jordania, puesto que aquí se cree que es donde Moisés murió contemplando la Tierra Prometida de Canaán. Además, se piensa que su tumba está en este lugar. En la visita se podrá visitar de una antigua basílica con unos mosaicos muy bonitos, así como de unas fantásticas vistas desde el Monte al valle del Jordán.

El primer mapa de Tierra Santa

Mosaico del primer mapa de Tierra Santa, en Madaba, Jordania

En la Iglesia ortodoxa de San Jorge, situada en la ciudad de Madaba (a la que se cita en la Biblia como “Medeba”) se encuentra un mosaico muy bonito y bastante bien conservado de Palestina que data del siglo VI y está considerado el mapa más antiguo de Tierra Santa.

El milagro del endemoniado de Gadara

Enclavada en la cumbre de una colina con vistas al valle del Jordán y al mar de Galilea, Gadara es conocida actualmente como Umm Qays y posee unas impresionantes calles con columnas y las ruinas de dos teatros. Aquí es donde la Biblia sitúa el milagro del endemoniado de Gadara, ya que es en este punto donde Jesús encontró a un demente que vivía en la tumbas cercanas a la entrada de la ciudad. Jesús alejó de él los malos espíritus y los dirigió hacia una manada de cerdos, que empezaron a correr por la colina y cayeron a las aguas del mar de Galilea y se ahogaron.

El descanso de María y Jesús

Según la tradición, Jesús y su madre María pasaron por la ciudad de Anjara en uno de sus viajes entre el mar de Galilea, las ciudades de la Decápolis, Betania de Transjordania y Jerusalén; y descansaron en una cueva muy cerca de esta Iglesia. Hoy, esta cueva reconstruida se venera en conmemoración a este momento.

La fortaleza de Herodes

En la pequeña ciudad de Mukawir, al suroeste de Madaba, se encuentra en lo alto de una colina la fortaleza de Maqueronte, situada por el historiador judeo-romano del siglo I dC, Josefo, como el palacio de Herodes, gobernador romano de la región durante la vida de Jesucristo. Fue en este palacio fortificado con vistas al Mar Muerto y a las lejanas colinas de Palestina e Israel, donde Herodes Antipas, hijo de Herodes, apresó y decapitó a Juan Bautista, tras la fatídica danza de Salomé.

Sodoma y Gomorra

Dos de las ciudades más emblemáticas de las sagradas escrituras se ubican al sureste de la llanura del Mar Muerto. Aunque no está confirmado, se cree que los emplazamientos de Sodoma y Gomorra son los restos de las antiguas ciudades amuralladas de Bab ed-Dhra’ y Numeira.

La cueva de Lot

Dios, enfadado con el pueblo pecador, decidió destruir Sodoma y Gomorra. Pero un ángel fue a avisar a Lot de tal evento, para que pudiera huir de la ciudad con su mujer y sus hijas sin mirar atrás. Pero su mujer sí míró al atrás al huir, y se volvió estatua de sal por desobedecer a Dios. Lot y sus dos hijas se refugiaron en una cueva. En una ladera situada sobre el pueblo de Segor, la actual ciudad de Safi, los cristianos bizantinos construyeron una Iglesia y un monasterio dedicados a Lot. El complejo estaba construido alrededor de la cueva en la que se cree que Lot y sus hijas se refugiaron. La visita es gratuita.

La fuente de Moisés

Petra y sus alrededores tienen también una alta importancia religiosa. ¿Sabíais que Petra es la ciudad en la que se cree que los Reyes Magos realizaron su última parada antes de visitar a Jesús en Belén?

Pues muy cerca de la entrada de la ciudad navatea tenemos la fuente de Moisés. Se trata de una roca que tiene un manantial llamado Ayn Moussa y está situada en Wadi Musa (valle de Moisés en árabe). Se cree que, durante el éxodo, Moisés y los israelitas pasaron por este lugar teniendo mucha sed. Moisés golpeó la roca y salió agua para que sus seguidores pudieran beberla. Más tarde, los navateos construyeron canales con los que llevaban este agua a la ciudad de Petra.

El monte de Aarón

Se piensa que Aarón, el hermano de Moisés, murió en Jordania y fue enterrado en Petra, en el monte Hor, llamado Jabal Harun en árabe (monte de Aarón). Primero se construyó una Iglesia bizantina y más tarde un santuario islámico en la cima de la montaña, que hoy atrae a peregrinos de todas partes del planeta.