¿Por qué ir?

Sobran las palabras

¿Qué viajero no sueña con ir a Jordania? Una sola fotografía de Petra justifica por sí misma las ganas de emprender el viaje. Pocos lugares tan emblemáticos, bellos y misteriosos como este, y que además, no decepcionan cuando se ve en vivo y en directo.

Fachada del Tesoro en Petra

Mucho más que Petra

Pero Jordania es mucho más que la Ciudad Navatea. Es un país de contrastes, de mar y desierto, de ruinas Patrimonio de la Humanidad, de paisajes increíbles, de aventuras, de comidas deliciosas. Vamos, que no te vas a aburrir.

Experiencias inolvidables

Si te animas a viajar a Jordania, disfrutarás de experiencias de las que difícilmente podrás encontrar en otros lugares. ¿Existe algo comparable a bañarse en el Mar Muerto? La verdad es que no. ¿A un atardecer en el desierto contemplando las dunas? Pocas cosas.

Sigue siendo seguro

La crisis en la zona ha hecho que el turismo caiga muchísimo en reino Hachemita de Jordania. El país está pagando muy caro el tener frontera con Siria al norte y con Iraq al noreste. Sin embargo, y desde nuestra experiencia, (nosotros visitamos el país cuando la crisis con Daesh estaba en su máximo apogeo) Jordania es muy seguro. No tuvimos ningún problema durante nuestra estancia y no hubo un momento en el que nos sintiéramos en peligro. Así que nuestro consejo es que os liberéis de prejuicios y, siempre utilizando la prudencia y el sentido común, os animéis a visitar este lugar que tiene muchísimo que ofrecer y está aguantando como puede la gran crisis regional.

Eso sí, como siempre decimos, antes de salir de viaje y mientras lo estemos planeando es aconsejable leer las recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores sobre el país, así como inscribirnos en el registro de viajeros si finalmente os vais.